Si tu hijo juega a videojuegos debes advertirle de las ciberamenazas más comunes

Jugando a videojuegos

Cada vez son más los niños que juegan a videojuegos online. La empresa de ciberseguridad ESET nos alerta de los peligros a los que se enfrentan y cómo pueden combatirlos.

Parece que todos estamos concienciados con proteger nuestros ordenadores, pero ¿nos damos cuenta de que la gran mayoría de niños juegan conectados a internet y no protegemos ni los móviles, ni las tabletas, ni las consolas?

Seguro que tu hijo te ha pedido mil veces que si se puede descargar un juego o si puede suscribirse a una plataforma de videojuegos. Si has cedido a ello, tienes que pensar que abres una puerta a que se cuelen malware o personas desconocidas en su red. Pero no te preocupes, hay maneras de protegerse.

ESET, la mayor empresa de seguridad informática con sede en la Unión Europea, ha hecho un repaso a las mayores vulnerabilidades a las que se enfrenta la industria del videojuego y las grandes amenazas que pueden sufrir los jugadores que no tengan la seguridad entre sus prioridades.

La información a la que pueden acceder los ciberdelincuentes en dispositivos de todo tipo –PC, consolas o teléfonos móviles- es muy valiosa y, en general, los jugones no cuentan con soluciones que les protejan mientras disfrutan de sus videojuegos favoritos, en muchos casos porque les molestan durante las partidas.

Hay algunas soluciones como el “Modo Juego” de ESET para Windows, que se activa de manera predeterminada cuando se detecta una aplicación de pantalla completa en uso (juegos, películas, etc…), minimizando las interrupciones, retrasando las tareas programadas (por ejemplo, los análisis programados del sistema), deshabilitando las ventanas de notificación y minimizando el uso de la CPU.

Las amenazas más comunes son:

  1. El malware oculto en los programas de instalación
  2. Troyanos en el instalador del juego
  3. Campañas de propagación de código malicioso que se hacen pasar por juegos populares para distribuir malware
  4. El robo de las cuentas de los jugadores
  5. Acceso a datos confidenciales y números de tarjetas de crédito
  6. Si el fallo de seguridad de algún juego llega a un dispositivo wearable, los ciberdelincuentes podrían llegar a obtener acceso a registros relacionados con la salud de las víctimas si estos son almacenados en ese dispositivo.
  7. Los delincuentes también intentan obtener los datos de los usuarios atacando directamente a los desarrolladores de juegos. Blizzard, Steam o Sony (entre otros) han sido víctimas de brechas de datos que les han ocasionado pérdidas financieras y de reputación para la empresa y robo de datos confidenciales a sus clientes, en el caso del robo de tarjetas de crédito e información personal de los clientes.

Como padres debéis tener en cuenta estos riesgos y proteger vuestros dispositivos con antivirus y filtros parentales y controlar vosotros mismos el proceso de instalación y compra de juegos.

Banner Líneas de Ayuda

¿Qué es chaval.es?

Somos la página web de referencia respecto al buen uso de las TIC, Tecnologías de la Información y la Comunicación. Nuestro objetivo es formar e informar sore las ventajas y posibles riesgos que ofrece el panorama tecnológico actual