La AEPD convoca el concurso escolar ‘Pandijuegos’ para concienciar a los niños sobre la privacidad

Pandijuegos

Queremos destacar hoy en Chaval.es una iniciativa de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), el concurso escolar ‘Pandijuegos’, orientado a los colegios y que tiene como objetivo fomentar el conocimiento del derecho fundamental a la protección de datos y promover el valor de la privacidad entre los alumnos de 4º, 5º y 6º de Educación Primaria. Esta iniciativa cuenta con la colaboración del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF), del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que lo alojará en su plataforma y lo pondrá a disposición de todos los profesores para potenciar la difusión del proyecto.

La Agencia ha apostado por la realización de un videojuego para el entorno escolar consciente de que, en fases tempranas, es importante que los niños aprendan a través de herramientas atractivas.

La inscripción de los centros en ‘Pandijuegos’, que se realiza a través de la web Tudecideseninternet.es, está abierta para todos los colegios públicos, concertados y privados. La Agencia ha querido contar con el apoyo imprescindible del profesorado porque considera que el ámbito educativo es esencial para la transmisión de valores y para contribuir a la concienciación y sensibilización sobre una materia en la que los niños no siempre son conscientes de los riesgos que corren.

El juego, diseñado para niños de entre 10 y 12 años, está compuesto de cinco minijuegos secuenciales y temáticos, a los que sigue un cuestionario final. Cada uno de ellos se corresponde con un área en la que los menores deben ser especialmente cuidadosos con la información que facilitan, tanto propia como de terceros. Eliminar de un formulario los datos que pueden poner en riesgo la privacidad (Protege-t), impedir que un personaje sea etiquetado en una red social (Locas etiquetas), evitar que un usuario malintencionado consiga información comprometida (Nick que lo digas), aprender a mantener cierto control sobre lo que se publica (Popular online) y concienciar sobre la importancia de compartir la ubicación a terceros (¿A qué no me pillas?) son los temas de fondo de cada uno de los juegos, que mezclan conocimientos de privacidad y protección de datos con habilidad.

Los docentes podrán encontrar en la web una guía que explica los objetivos de cada minijuego, asociado a una ficha didáctica con la que el educador puede profundizar en aquellos contenidos que considere más apropiados y obtener propuestas de actividades adicionales para realizar en clase. De esa forma, los minijuegos y las fichas que los acompañan pueden ser utilizados como una herramienta pedagógica para que los profesores puedan concienciar al alumnado sobre diferentes situaciones que pueden poner en riesgo su privacidad.  Formularios de registro, redes sociales, chats, mensajería instantánea, aplicaciones móviles o comportamientos online son algunas de las situaciones a las que los niños tendrán que hacer frente en cada uno de los juegos.

Las puntuaciones de las partidas finalizadas por los alumnos se registrarán asignadas al colegio, pudiendo repetir la partida tantas veces como se quiera para mejorar los puntos obtenidos. El ganador del concurso será el centro en el que se haya jugado la partida completa (minijuegos y test) con la mayor puntuación.

Los colegios podrán participar en el concurso ‘Pandijuegos’ desde hoy, 13 de mayo, hasta el próximo 2 de junio, fecha en la se cerrará la competición. No obstante, el juego se mantendrá activo en la página web una vez finalice el concurso para que los profesores interesados puedan seguir utilizándolo como un material de aprendizaje atractivo para sus alumnos. El premio consistirá en la entrega de 35 lectores de libros electrónicos para el colegio que resulte ganador. 

Banner Líneas de Ayuda

¿Qué es chaval.es?

Somos la página web de referencia respecto al buen uso de las TIC, Tecnologías de la Información y la Comunicación. Nuestro objetivo es formar e informar sore las ventajas y posibles riesgos que ofrece el panorama tecnológico actual