¿Conoces el término sharenting? Te contamos lo que es y cuáles son sus riesgos

Sharenting

Se trata de un nuevo término que hace referencia a los padres que comparten muchas fotos de sus hijos en las redes sociales.

Esta acción no solo está vinculada a los padres, también es habitual que los hermanos mayores, los tíos o los abuelos sientan la necesidad de compartir en las redes fotos de los menores de edad. Es algo que ya se empieza a hacer hasta desde antes de que nazcan los niños. El sharenting comienza en muchos casos con la primera ecografía del bebé que estrena su álbum digital que seguirá completándose con la primera foto del recién llegado al mundo, sus primeros pasos, su primer diente, etc.

Esta práctica se realiza desde redes sociales como Facebook, Instagram o incluso en sus fotos de perfil (y ahora estados) del Whatsapp. El problema recae en que los padres llevan a cabo esta práctica sin haberles pedido permiso primero a sus hijos , evidentemente por su temprana edad o porque se creen con el derecho a hacerlo sin tener en cuenta su consentimiento, pero lo complejo es que los adultos no son conscientes de que esas imágenes dejan de ser privadas para pasar a ser públicas, dado que dejan de tener derechos sobre las mismas una vez que hacen clic en la opción compartir  desde sus redes y entonces llegan a todo el mundo casi sin excepción.

Esta tendencia o moda digital, ha llegado a ser analizada por como pediatras y psicólogos infantiles que han concluido que puede ser un riesgo innecesario y evitable para los más pequeños. Por esta razón queremos recordar a todos, que debemos ser conscientes de la importancia de proteger la presencia y reputación digital de los niños, ya que es fundamental que las imágenes de los más pequeños no lleguen a sitios tan peligrosos como a las redes de pornografía infantil.

Además, es importante remarcar que hay que tener en cuenta que muchos mayores no saben usar correctamente las redes sociales. Desconocen, por ejemplo, cómo se configura la privacidad de sus cuentas y por lo tanto esas fotografías pueden ser vistas por personas que ni ellos mismos conocen.

Por eso os recomendamos que visitéis los ajustes y configuración de las redes sociales que frecuentáis, para asegurar que el acceso a vuestra información y fotografías no es público.

Y en lo referente a si subir fotos o no, al final la decisión última la tienen cada uno de los padres o familiares del niño, por lo que desde aquí solo nos limitamos a advertir de los peligros que supone para velar por lo más importante: la seguridad y privacidad del menor.

Banner Líneas de Ayuda

¿Qué es chaval.es?

Somos la página web de referencia respecto al buen uso de las TIC, Tecnologías de la Información y la Comunicación. Nuestro objetivo es formar e informar sore las ventajas y posibles riesgos que ofrece el panorama tecnológico actual