experiencias
Experiencias > Educadores > Tíscar Lara: “Es importante que los adultos experimenten personalmente las redes y las tecnologías”

Tíscar Lara: “Es importante que los adultos experimenten personalmente las redes y las tecnologías”

La experta recuerda que “resulta imprescindible que la familia colabore con la Escuela en la educación de sus hijos, pero de una manera conjunta”

Tíscar Lara es Directora de Comunicación de la Escuela de Organización Industrial (EOI). En los últimos tres años ha sido Directora de EOI Digital y Vicedecana de Cultura Digital de esta Escuela donde ha impulsado proyectos de Mobile Learning y Conocimiento Abierto. De 2004 a 2009 ha sido profesora de Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid y lleva desde el año 2000 impartiendo docencia tanto presencial como virtual en varios programas de Posgrado y en centros oficiales de Formación del Profesorado.

Como investigadora ha desarrollado su actividad académica en el área de la comunicación digital y el uso educativo de las TIC en las Universidades de Harvard (2003) y UCLA (1999-2000) en Estados Unidos. En los últimos años ha participado como conferenciante en diversos congresos internacionales y ha publicado varios artículos en revistas y libros sobre alfabetización digital, mobile learning y medios sociales.

¿Las TIC en la Escuela es la gran asignatura pendiente?

No sería serio decir que no se ha hecho nada en ese sentido. Las diversas instituciones llevan años incorporando las TIC en la Escuela. Otra cosa es si se puede hacer de una manera más eficaz, mejorando el cómo y la metodología empleada.

¿Falta dinero? ¿Falta formación? ¿O falta voluntad?

Las TIC son fundamentalmente una cuestión de actitud y de valores. La propia evolución de la tecnología 2.0 en los últimos años ha demostrado que se puede innovar con recursos de bajo coste y que se puede aprender de una forma autónoma, participando con redes de profesores y comunidades de práctica. En este contexto, más que una cuestión de dinero y formación, es más importante contar con orientaciones, liderazgo e impulso a los profesores innovadores, que tienen iniciativa y mejoran su práctica en el día a día, para ir tejiendo redes y escalando buenas prácticas a toda la comunidad educativa.

¿Educación y TIC están condenadas a entenderse? ¿Será un entendimiento sencillo o lleno de discusiones?

No podemos visualizar un mundo sin tecnologías de la información y la comunicación porque es parte consustancial a nuestra evolución social. La Educación es parte de esa sociedad, por tanto no solo es inevitable sino que es necesario que la Educación esté vertebrada por las TIC, que las comprenda, las utilice e incluso participe en su producción para ponerlas al servicio de los objetivos educativos.

No quiero decir con esto que sea sencillo o que la Educación deba estar plegada a las TIC, sino que lo realmente importante es que desde la Educación seamos capaces de hacer un uso creativo y responsables con las TIC pero sin perder la capacidad crítica de cuestionarlas y mejorarlas. Ahí es donde radica la dificultad, en mantener esa tensión entre su uso y su capacidad de cuestionamiento constante para que sean medios y no fines en sí mismas.

Todo el mundo habla de las TIC pero... ¿qué sabemos realmente de ellas?

Sabemos tanto como queramos saber. Nunca como hasta ahora hemos tenido tantas oportunidades para investigar, conocer y aprender. Sin embargo, el hecho de que sean cotidianas, de que se esté popularizando su uso es posible que redunde en despertar menos curiosidad por la indagación sobre las mismas. Pero esto es solo una hipótesis, habría que investigarlo.

Padres que tienen miedo a las TIC, profesores que tienen miedo a las TIC... ¿Cómo se supera la brecha digital?

Los miedos, los prejuicios y los estereotipos se superan con información, con el conocimiento directo, con la aproximación al problema que se teme y con la experiencia propia. Por eso es tan importante que los adultos tengan una alfabetización digital suficiente desde la propia práctica, que experimenten personalmente las redes y las tecnologías, para tener un criterio formado sobre las mismas. Es la mejor forma de que tengan una visión propia y una relación de proximidad también con sus hijos y alumnos.

Algunos padres reconocen estar absolutamente defraudados con la Escuela y están dispuestos a enseñar a sus hijos a moverse en el mundo de las TIC por su cuenta, fuera del aula. ¿Por qué se produce esta ruptura padre-profesor? ¿Es bueno que los padres enseñen a sus hijos al margen de la Escuela?

De partida es un error pensar que la Educación es solo responsabilidad de la Escuela, de los maestros. La Educación es cosa de todos, es una responsabilidad social y la Escuela es parte del sistema educativo formal, pero no el único agente que toma parte en la formación de la persona. Por tanto, resulta imprescindible que la familia colabore con la Escuela en la educación de sus hijos, pero de una manera conjunta, no al margen. Probablemente las TIC estén evidenciando más claramente esa fractura, esa brecha al salir de clase, cuando se manifiestan dos entornos muy separados en el acceso y uso de la tecnología en los ámbitos de aprendizaje formal e informal.

En el TEdxMadridSalón del pasado día 26 de septiembre desarrollado en La Casa Encendida de Madrid, se lanzó un concepto: los padres y profesores Ni-Ni. Ni saben de TIC, ni quiere saber de TIC. Y nuestros jóvenes son nativos digitales. ¿Qué se puede hacer al respecto?

Conviene partir de la premisa de que NI unos saben tanto NI los otros saben tan poco. El término de "nativo digital" es problemático por cuanto parece que los niños fueran completamente competentes digitales solo por el hecho de su juventud. Esto es un error grave pues deja fuera elementos de la competencia digital que son fundamentales y que requieren de cierto entrenamiento, como es por ejemplo educar en el pensamiento crítico (distinguir un tipo de información de otra, cuestionar la credibilidad de las fuentes, etc.) o sensibilizar sobre la importancia de la identidad digital y de los valores de la privacidad (especialmente importante en su actividad en redes sociales). Ese tipo de habilidades, que van más allá del dominio instrumental de los dispositivos tecnológicos, necesitan de una madurez que puede y debe ser desarrollada en compañía de adultos, maestros y familias.

Otra de las ideas que allí se lanzaron fue una advertencia: ¿Estamos endiosando a la tecnología? ¿Estamos cayendo en el error de que la tecnología, por sí misma, puede ser la panacea para resolver todos los problemas que afectan a la Educación?

Tan estúpido y peligroso es negar la capacidad transformadora de la tecnología como pensar que es la solución mágica a todos nuestros problemas educativos. Solo con una actitud integradora, que analice y experimente sus posibilidades desde un punto de vista creativo y crítico se pueden perseguir resultados eficaces.

Muchos alumnos reconocen que tienen acceso a una enorme cantidad de información, pero que no es fácil saber dónde está lo que buscan. ¿Hay que enseñar a utilizar internet? ¿Hay que replantearse cómo estudiar teniendo en cuenta internet? ¿La Escuela debería enseñar a buscar
información en vez de ofrecer esa información?

Sin duda, la habilidad para buscar, seleccionar, filtrar y reutilizar información es uno de las destrezas más importantes y necesarias a desarrollar en la competencia digital. Requiere de entrenamiento y pautas de trabajo que ayudan a aplicar sentido crítico y discernir entre las diversas y múltiples fuentes de información.

¿La Escuela mató a la creatividad?

No sería justo afirmar esta frase con esa rotundidad. La Escuela es una fuente de creatividad sobre todo en los primeros niveles educativos de la etapa infantil. Sin embargo, según se avanza en otros niveles curriculares, las metodologías cambian y la creatividad apenas se estimula. Sería interesante examinar por qué sucede este cambio tan abrupto y cómo se pueden integrar dinámicas que fomenten la creatividad como algo transversal en toda práctica educativa a lo largo de la vida.

¿Las TIC le devolverán la vida?

Sin duda, son una herramienta muy potente para trabajar la creatividad.

La última: ¿Qué consejo puede dar a esos padres, madres y profesores que quieren subirse al carro de las TIC pero no saben ni por donde empezar?

Como primer paso, les aconsejaría que empezasen a hablar con su entorno más cercano, otros colegas de profesión, otros padres, otros amigos etc. y se interesaran por su uso de las TIC para que fueran de alguna manera sus embajadores al introducirles de la mano y empezar a experimentarlas en compañía. Esto les ayudaría a ver que es posible, que es útil, que no están solos y que no es algo a lo que tener miedo. Como siguientes pasos, podrían conversar con sus hijos sobre sus propios usos, conectar con otras redes de intereses compartidos, identificar portales de contenidos, localizar foros de ayuda, etc.

Compartir este post en →
Valoración:
0
Su voto: Nada

Comentarios:

Colaboradores

Síguenos también en:

Tags